Mariela Eula @ Psicoanálisis

Home » Familia

Category Archives: Familia

Juego infantil, producción de sentido y “Gatita”. Por Silvia Bleichmar

Papaver

Una niña de seis años está pasando una temporada en la casa de sus abuelos; la madre salió en viaje de trabajo por unos días. Una noche, la nena entra en el cuarto de los abuelos y pide un cepillito para limpiar una caja de plástico que encontró; quiere que se la ayude a armar una cuna para “Gatita”, muñeca que es su objeto transicional favorito. Arma una cuna muy particular, porque es mitad princesita mitad linyerita, digamos. Como almohaditas, pone unas carilinas, y yo le regalo un pañuelo de seda que le encanta (algunos de ustedes ya se han dado cuenta: se trata de mi nieta). Ella me agradece mucho y dice: “Vos sos muy buena porque me diste algo que te gusta, no me diste algo que no te importa”. Con lo cual hace una diferencia entre la caridad y la solidaridad, al rescatar el amor como don de lo que se aprecia. Trabaja mucho tiempo, pega en la cuna fotos de Gatita; el abuelo la ayuda. Violeta lleva a Gatita al otro cuarto, con su cunita. A la mañana siguiente, me despierto pensando que lo sucedido tiene una relación con la ausencia de la madre (me doy cuenta, como me corresponde, no como analista, sino como abuela): ella vicarió en Gatita su propio sentimiento, mezcla de princesita y linyerita.

Durante el día, me pregunto cómo la estará pasando y me doy cuenta de que se las arregló muy bien con ese episodio, porque no hay repetición compulsiva, sino creación y producción de sentido; transformación sobre lo real, no pura repetición de lo displacentero. Y la noche siguiente hace algo que confirma la hipótesis. Me pide cerrar la puerta de nuestro cuarto y al rato golpea. Yo digo: “Pase”. No contesta nadie. Digo: “Adelante”. No contesta nadie. Entonces el abuelo abre la puerta y encuentra la cunita con Gatita adentro. El dice: “Ay, nos dejaron una gatita. ¡Qué maravilla!”. Entonces ella entra, muerta de risa, y dice: “Hay gente que hasta deja chicos”. Yo le contesto: “Qué suerte tiene Gatita de que tiene una mamá y unos abuelos que la quieren tanto, y qué suerte tenés vos que tenés una mamá que ya vuelve”. Ella me mira divertida y agradecida, y se va.

No es que la niña haya disociado lo doloroso, que deba serle reintegrado: no ha establecido una repetición, sino una transformación. Si, por ejemplo, ella hubiera agredido a Gatita y se hubiera sentido con culpa, estaríamos ante un síntoma, pero, en cambio, manifestó la posibilidad de darle a Gatita lo que ella quiere que le den. Esto que quiere que le den, ella lo tiene, pero, aun teniéndolo, tiene miedo de no tenerlo. Por eso mi respuesta: qué suerte tiene Gatita (claro que, en aquel momento, nada de esto se me había ocurrido).

Hacía un tiempo, a Gatita se le había aplastado un poco una patita y la madre le dijo: “¡Ay, me duele mucho!”. Ella le contestó: “No, a mí me duele más porque vos sos la abuela y yo soy la madre, y siempre me dijiste que no hay nada más importante para los padres que los hijos”.

En términos de defensa normal o patológica, me parece que la niña no está quebrantada por el síntoma, sino dedicada a la producción de sentido: ésta permite construir defensas que van modificando el displacer generado inevitablemente por la vida psíquica. Pensando en estas diferencias retomé un concepto que fue primero de Edward Bibring y después de Daniel Lagache. En Bibring es working-off, trabajo de puesta afuera; en Lagache es “mecanismo de desprendimiento”. Bibring propuso mecanismos del yo que convendría diferenciar de los de defensa. Son, diríamos, defensa no patológica, sino saludable (es mejor decir “saludable” y no “normal”, ya que la normalidad puede ser muy insalubre). Estos mecanismos se diferencian de los de defensa en su relación con la compulsión de repetición. Bibring describe diferentes métodos de desprendimiento, como la separación de la libido, el trabajo del duelo, la familiarización con la situación ansiógena.

En Lagache, los mecanismos de desprendimiento del yo no tienen por meta conducir a la descarga, como sucedería con la abreacción, ni hacer de la tensión algo peligroso, como ocurriría con los mecanismos de defensa: su función es disolver progresivamente la tensión y cambiar las condiciones internas que le dan nacimiento.

La puesta afuera, en Bibring, o el mecanismo de desprendimiento de Lagache, serían formas de la creación; formas de la producción simbólica que, a partir del malestar psíquico, permiten un enriquecimiento. En última instancia, la defensa normal sería la posibilidad de establecer transformaciones, de apropiarse de nuevas representaciones, en movimientos por los cuales el sujeto no queda ya librado a la repetición.

El ejemplo de “Gatita” podría haberse presentado en una situación clínica, una niña en análisis que hace ese juego durante un tiempo: en tal caso, se nos plantearía si es pertinente una interpretación o bien una intervención simbolizante: son dos cosas diferentes. La interpretación daría cuenta de un fantasma inconsciente, que sin duda está ahí. Violeta está preocupada, pero al mismo tiempo se siente protegida y en un espacio que le permite desplegar el fantasma. Esto podría ocurrir perfectamente en una sesión analítica. Por lo demás, la interpretación sólo tiene lugar en la situación analítica; fuera del espacio adecuado, jamás se interpreta; a lo sumo, se ayuda a pensar al otro. Les diría que, aun en el espacio analítico, pocas veces se interpreta. Pero, en efecto, en una situación analítica, si un día le duele la panza porque no está la madre y otro día puede establecer ese juego, es posible interpretar el dolor de panza como una equivalencia de la angustia que no puede formular. En cambio, cuando establezca el juego, uno puede hacer una intervención simbolizante, para permitirle nuevas vías de simbolización.

* Fragmento de la clase dictada el 25 de junio de 2007

REDIM Ensayos políticos sobre niñez y adolescencia

Agradezco a la Red por los Derechos de las niñas, niños y adolescentes en México, #REDIM, a la Unión Europea, y a la Embajada de Austria en México, por este (sorpresivo) premio nacional. La Antología de Ensayos Políticos sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes busca visibilizar situaciones de riesgo, y llamar a la acción frente a los diversos tipos de violencia que se ejercen en la actualidad contra la infancia. Seguimos en la lucha.

2019_REDIM PREMIO_MARIELA EULA_01 (3)

TDA: ¿Sabías tú?

file9381273099223

 

¿Sabías que el criterio utilizado para determinar la presencia de TDA-H es la respuesta positiva al fármaco?

” El problema que se plantea cuando la salud y los diagnósticos son una mercancía regulada por el mercado es que muchas veces se terminan creando enfermedades para las cuales ciertos medicamentos parecerían útiles. Con respecto al TDA-H, aparece una situación curiosa, como no existe ninguna prueba de laboratorio que lo determine, se utiliza la supuesta respuesta positiva al fármaco para diagnosticar “la enfermedad”. Es importante aclarar que en relación con ninguna otra “enfermedad”, el diagnóstico se realiza por la respuesta al medicamento, ya que eso desconoce, entre otras cosas, el factor de respuesta positiva al placebo. Esto nos plantea un problema ético insoslayable que los profesionales de la salud no podemos desconocer.”

[…]

“(…) en Argentina fue registrado un aumento del consumo de metilfenidato (la droga que se utiliza para el TDA-H) desde 1994 a 2005 en un 900%. En las zonas de mayor poder adquisitivo hay colegios que tienen hasta un 30%  de alumnos medicados con psico-estimulantes. Estos psico-estimulantes tienen muchísimas contra-indicaciones y efectos adversos que no suelen ser tenidos en cuenta a la hora de priorizar los riesgos, como las dificultades de crecimiento, el peso, el sueño, incluso el riesgo a problemas cardíacos, en relación con el supuesto beneficio que el niño se quede más quieto en el aula, se porte bien o “produzca” mejor (en el corto plazo, ya que en el largo plazo las investigaciones indican que los cambios no se sostienen).”

[…]

“Así es como se va construyendo una subjetividad que responde a los mandatos epocales, sin tomar en cuenta la singularidad, los contextos socio-políticos, los vínculos, la historia. Sujetos transparentes que pueden ser diagnosticados por máquinas eficaces y entrenados para producir más y mejor. Diagnósticos que no pueden parar porque así lo exige la maquinaria.”

STAVCHANSKY, L., UNTOIGLICH, G. Infancias. Entre espectros y trastornos. (2017) Paradiso, México.

PERSPECTIVAS PSICOANALÌTICAS DE PAREJA Y DE FAMILIA

couples

Autor: Ismail YILDIZ, MD, MSc., Psicoanalista. Miembro Titular de Asociación Psicoanalítica Colombiana (APC), Federación Psicoanalítica de America Latina (FEPAL) e International Psychoanalytical Association (IPA).

CONTENIDOS

 CAPÍTULO I. ELECCIÓN DEL COMPAÑERO DE PAREJA

I.1. Introducción

I.2. Factores de vinculación según la visión sociobiológica y etológica de pareja y de familia

I.2.1. Solicitación de asistencia y la imploración infantil

I.2.2. La solidaridad en el combate y la vinculación por el miedo

I.2.3. El vínculo sexual

I.3. Los factores conscientes de elección del compañero de pareja

I.4. Los factores inconscientes de elección del compañero de pareja

I.4.1. Lenguajes y modos de interpretación en la pareja

I.4.2. El inconsciente y la elección del compañero de pareja

I.4.2.1. Datos psicoanalíticos iniciales

1- La especificidad de un tipo de elección conyugal

2- La elección referida a las imágenes parentales

3- Elección de objeto y pulsiones pregenitales

4- Elección conyugal y organización defensiva

I.4.2.2. Datos psicoanalíticos posteriores

1- Escisión, idealización y elección de compañero de pareja

2- Diferentes maneras de limitar la relación para mantener la idealización de un objeto bueno

3- Racionalizaciones justificadoras de la idealización

4- Elección de tipo de relación y lucha contra la depresión

5- Elección de un compañero de pareja como protección contra el riesgo de un amor intenso (more…)

Maternal Depression Can Undermine the Development of Young Children

Serious depression in parents and caregivers can affect the children in their care. When children grow up in an environment of mental illness, the development of their brains may be seriously weakened, with implications for their ability to learn as well as for their own later physical and mental health. This working paper from the National Scientific Council on the Developing Child and the National Forum on Early Childhood Policy and Programs examines why addressing the consequences of depression could support the future prosperity and well-being of both children and society as a whole.

Center on the Developing Child at Harvard University (2009). Maternal Depression Can Undermine the Development of Young Children: Working Paper No. 8. www.developingchild.harvard.edu.

READ ARTICLE HERE

Seminarios 2015/2016: Vínculo y sexualidad

EULA MARIELA_Vínculo y sexualidad en el joven con DI_Med

Destinatarios:

Padres de familia que estén interesados en tener un mayor conocimiento sobre los procesos de subjetivación humana,  y obtener herramientas para mejorar la integración socioafectiva de sus hijos con Discapacidad Intelectual 

Si bien en el seminario se abordan algunas especificidades de la sexualidad de los jóvenes con discapacidad intelectual, el contenido general del programa se centra en el concepto de “sexualidad ampliada”, por lo que su carácter es universal y de valor para el desarrollo psicosexual de todo niño y adulto. Como finalidad última,  desde una perspectiva social, este trabajo aspira a promover una mayor comprensión de la sexualidad propia, un mejor vínculo psicosexual con los hijos/alumnos/niños a nuestro cuidado, y a brindar herramientas eficientes para la prevención de la violencia intrafamiliar y social. 


Descargar mapa mental

Para información sobre nuevos Seminarios profesionales

 Consultar AQUÍ


 ¡Muchas gracias!


Edición 2015/2016 del Seminario

ALGUNAS REFLEXIONES POSTERIORES

La edición de este Seminario durante 2015/2016 contó con el apoyo de:  Nuevo Mundo en Educación Especial. IAP , de  CEPESAM. Centro de Estudios de Posgrado en Salud Mental, y de Caminando Juntos, DIF Querétaro

El cupo se completó  de forma inmediata (en 72 hs tras publicado el seminario), y se contó con una audiencia integrada por padres de familia, psicólogas, médicos, preceptoras y asistentes sociales de amplia experiencia.

Al finalizar el curso se elaboraron protocolos de trabajo para la solución de problemáticas específicas (vinculadas con la sexualidad y el desarrollo) de cada institución o situación familiar. Este tipo de estrategias posibilita una aplicación concreta de los conocimientos adquiridos.


 ¿Quieres inscribirte en este seminario?

Por teléfono/email:

2015/ 2016 :   Psic. Ana Gabriela Romero – Tels. 4421970956-4422282165

(CUPOS AGOTADOS/ CONCLUIDO)

CONSULTAS 2017 (  Fechas por confirmarse) :

Lic. Mariela Eula:  contacto@marielaeula.com

O puedes hacerlo aquí:

¿Relación objetal o relación vincular? Vicisitudes en la construcción de la (inter)subjetividad

“El espacio intersubjetivo entre un hijo y quienes sostienen las funciones parentales, puede advenir relación de objeto o vínculo. La radical diferencia entre ambos es que en el primero ocupa un lugar de objeto de proyecciones de los otros; mientras que el vínculo deviene cuando aún cumpliendo el grupo con la función de transmisión que anuda el contrato narcisista, aloja a la subjetividad naciente como un sistema abierto, descompleto que está por-venir en cada encuentro vincular”.

En este artículo se revisan algunos temas como:

  • El registro pictogramático del vínculo y su importancia tanto en la niñez como en la adolescencia
  • La categoría del extraño y el narcisismo según Sami- Ali
  • La reedición de elementos estructurantes de la niñez en la adolescencia

Los invitamos a leerlo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

(Por: Lic. Mariana Soler)

file4081236281568

 

NIÑO HIPERACTIVO: ¿Mito o realidad? Por J. L. Tizón

RESUMEN

Se introduce el tema con un breve repaso del síndrome en las clasificaciones DSM y CIE y de algunas limitaciones de las mismas. A continuación se amplía la reflexión sobre tres aspectos concretos del síndrome: el empírico, con breves referencias a la genómica y la neuroquímica cerebrales; el teórico, con insistencia en una perspectiva psicopatológica, y pragmático, revisando los tratamientos propuestos para tal síndrome. Se termina con una reflexión sobre los diversos tipos de guías o protocolos clínicos y sobre las dificultades para desarrollar guías o protocolos clínicos alternativos a los dominantes y a los progresivamente impuestos por la BigPharma. PALABRAS CLAVE: hiperactividad, trastorno del comportamiento, anfentaminas.


LEER ARTÍCULO




La juventud y la época: temeridad y cobardía en el joven contemporáneo.

En el presente artículo se revisa el concepto de juventud desde diferentes ángulos teóricos, se examinan los procesos psíquicos que se dan durante esta etapa vital. Se reconoce lo particular de la época contemporánea para contextualizar la situación del joven como sujeto que responde a las condiciones del discurso del presente. Finalmente, se enumeran y revisan las patologías psíquicas de la juventud de hoy a nivel individual, así como en la conformación de la pareja y en el establecimiento del grupo familiar.

LEER MÁS…

First Phase Digital

Publicado originalmente en: http://revistas.ces.edu.co/index.php/psicologia/article/view/352/199

Modalidades del funcionamiento de parejas

bioneuro

Modalidades del funcionamiento de parejas de menor a mayor complejidad vincular

Por: Raúl Ortiz Fischer

 En este escrito, el autor considera al vínculo de pareja como una estructura conformada por dos personas, un yo y otro, que puede tener diferentes niveles de organización o complejidad.

(…)

En la clínica, la complejidad vincular es estudiada desde el eje del funcionamiento vincular, discriminando en el mismo los funcionamientos que van desde los más regresivos – de menor complejidad- hasta los más progresivos – con mayor complejidad.

El autor concibe cuatro modalidades de funcionamiento de pareja, o estructuras diversas que se expresan mediante variados funcionamientos: modalidad dual narcisista, modalidad vincular dual simétrica, modalidad triádica o de terceridad limitada, y Modalidad triangular edípica.

LEER CAPÍTULO COMPLETO AQUÍ

El psicoanálisis y la crisis del control de la infancia, Eric Laurent

 El prestigioso psicoanalista francés Eric Laurent participó del IV Congreso Internacional de Investigación y Práctica profesional en Psicología. Allí pronunció una conferencia en la cual trató el tema del fracaso del control de la infancia en la sociedad actual y el lugar que le cabe al Psicoanálisis en esta crisis. Se refirió al debate en torno al DSM-V y su creación de etiquetas, así como al autismo como una de las tres epidemias del siglo.

eric laurent

LEER AQUÍ

Gabriel Rolón: Entrevista

En esta entrevista, el psicoanalista argentino Gabriel Rolón nos habla de temas de interés general: la niñez actual, aceptación de la pareja, divorcio, rol femenino, fidelidad, amor, etc.

Gabriel Rolón (nacido el 1 de noviembre de 1961), es un psicoanalista, escritor y cantante argentino, famoso por su participación en varios programas de radio y televisión. Es autor del superventas Historias de Diván.

Transtorno por déficit de atención (TDA o TDAH) y niños bipolares. Una infancia medicada.

Transtorno por déficit de atención (TDA o TDAH) y niños bipolares

(La información de esta entrada es un resumen textual del excelente artículo publicado en: Temas de Psicoanálisis, titulado: «La ideología de la neurociencia»,  y disponible completo en: http://www.temasdepsicoanalisis.org/la-ideologia-de-la-neurociencia-2/. Recomiendo enfáticamente su lectura, ya que contiene datos relevantes sobre el efecto nefasto de los psicofármacos en general, y sobre la medicalización de la vida cotidiana, en especial de la infancia)

En 1902 el inglés George Frederick Still, describió un tipo de niño que hoy  denominaríamos inquieto y conductual; en sus palabras, niños que tenían erupciones  violentas, destructividad y falta de respuesta a los castigos. El trastorno de déficit de  atención surge fundamentalmente por las quejas escolares y solo una minoría de niños  exhiben el trastorno en las entrevistas psiquiátricas (Whittaker, 2010 a).

En 1980 el DSM-III introdujo el trastorno de déficit de atención como enfermedad  por primera vez, con síntomas cardinales de hiperactividad, inatención e impulsividad.  Dado que muchos niños se inquietan y tienen la dificultad de mantener la atención en el colegio, el diagnóstico empezó a despegar.

En 1987 se aflojaron aún más los criterios diagnósticos en el DSM-III-R renombrándolo Trastorno de déficit de atención e hiperactividad. A continuación, Ciba Geigy financió a una asociación de personas afectadas del Trastorno “CHADD” (Children con trastorno por déficit de atención) quienes consiguieron, mediante un trabajo de lobby  político pagado por el laboratorio, que el Congreso de los Estados Unidos de América, incluyera TDAH como minusvalía cubierta por el edicto de minusvalías educativas y que los niños optaran a servicios especiales financiados con impuestos federales. Acto seguido, las escuelas empezaron a identificar niños con este trastorno. De repente, los niños con TDA se podían encontrar en todas las clases de todos los colegios. El número de niños

diagnosticados se elevó a un millón en 1990 y dobló la cifra cada cinco años. Hoy hay tres millones y medio de niños en Estados Unidos tomando estimulantes para TDA, eso es uno de cada 23 niños entre los 4 y los 17 años está actualmente medicado con estimulantes.

[…]

Aunque la gente escucha a menudo que el TDAH es una enfermedad cerebral que normalmente requiere un tratamiento de por vida, la verdad es que su etiología es desconocida. La neuroanatomía del cerebro es normal y después de años de investigaciones clínicas y de experiencia con TDAH, “nuestro conocimiento de la misma es

especulativo”, explicó el panel de expertos del Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH) en 1998.

Así pues, vemos que no se descubrió nada nuevo que mostrara una enfermedad mental llamada TDA. Ha habido una larga historia de especulación en la medicina, según la cual, los niños extremadamente hiperactivos sufrían una disfunción cerebral de algún tipo. Es una idea razonable, pero la naturaleza de la misma nunca fue discernida hasta que en los años 80 la psiquiatría, simplemente con una firma, creó en el DSM-III una definición dramáticamente expandida de hiperactividad; el distraído “sieteañero” que andaba en su mundillo, de golpe, está ahora padeciendo un trastorno psiquiátrico.

Mecanismo de acción del metilfenidato

Con Rubifén un niño inquieto, que era un “pesado” en la clase y se movía demasiado, se silencia. El niño ya no habla tanto ni interrumpe el ritmo de la clase. Si se le da una tarea, como el hacer problemas aritméticos, el niño podría centrarse en ello perfectamente. Esto, que algunos han pensado que es una mejoría desde el punto de vista social, es la perspectiva que se muestra en los ensayos de eficacia de estos estimulantes.

[…]

Sin embargo, nada de esto revela que el tratamiento en el fondo ayude al niño. Los estimulantes funcionan para los profesores y quizá para los padres, pero, ¿realmente ayudan al niño? Aquí, desde el principio, los investigadores se han dado contra un muro.

Los niños con estimulantes sienten un disgusto intenso por tomar pastillas y, según el estudio multicentrico multimodal liderado por Jensen ―al que me referiré mas adelante― a los 8 años los padres también. Los niños de Rubifén (Jacovitz, 1990) se ven, asimismo, menos contentos de sí mismos y más disfóricos. En lo relativo al hecho de socializarse y hacer amigos, los estimulantes tienen pocos efectos positivos y una alta incidencia de efectos negativos. Varios investigadores han documentado el efecto clínico del Rubifén reduciendo la curiosidad del niño por su ambiente, disminuyendo su vivacidad y aumentando su aislamiento. Los niños de Rubifén a menudo se hacen pasivos, sometidos y aislados socialmente.

Otros investigadores informan del efecto sobre la imagen de sí mismo del niño que toma una medicación para funcionar de manera normal, como una imagen dañada por una percepción de ser malo o tonto si tiene que tomar una pastilla. El niño desconfía de su mente y de su cuerpo y de su propia habilidad de crecer y madurar, tiene que creer que las pastillas hacen un efecto mágico y le convierten en un niño bueno (Stroufe,19 73).

Cuando se habla de todo este rosario de efectos perniciosos, de que un niño se hace inseguro, solitario, lleno de complejos, y cuando se investiga si por lo menos este medicamento ayuda académicamente y le compensa obteniendo buenas notas nos encontramos que esto no es así. El ser capaz de sostener la atención en un test no se convierte en logros académicos a medio plazo. Este medicamento aumenta la capacidad en tareas repetitivas y rutinarias que requieren atención sostenida, pero en el razonamiento y en la resolución de problemas, en el aprendizaje, no parece tener un efecto positivo.

Al cabo de tres años, Jensen y colaboradores (Jensen 2007.) reportan que el uso de la medicación es un marcador significativo, no de resolución beneficiosa, sino de deterioro.

Asimismo, estudios ulteriores muestran que el uso prolongado de estimulantes no mejora la capacidad académica a ningún nivel (Whittaker, 2010). Otros metanálisis muestran que los síntomas cardinales de TDA ―impulsividad, inatención― empeoran en comparación con los que están sin medicar, con el añadido de que esa población está significativamente más expuesta a tener problemas conductuales de tipo oposicionista y disocial

 

Entra el bipolar

Después de una epidemia de TDAH llegaron noticias de que la depresión infantil estaba campando por sus respetos y, no mucho más tarde, en los años 90, el trastorno bipolar juvenil explotó en las narices de la opinión pública, en gran medida promocionado por el grupo del Mass General Hospital. Periódicos y revistas de información general explicaron este fenómeno como si fuera un nuevo descubrimiento científico de una enfermedad que estaba larvada y no descubierta. Hasta entonces, la enfermedad maníaco depresiva en niños era extremadamente rara y, aún así, la escalada de niños identificados con este trastorno fue tan fuerte que se multiplicó por 40 entre 1995 y 2003, tanto, que incluso los periodistas se empezaron a preguntar si era algo anormal.

Algunos científicos se preguntan si algo en el estilo de vida moderno no está empujando a niños a un estado bipolar que de otra manera no habrían tenido. Antes de la era psicofarmacológica era un trastorno muy raro y tenía una afectación de 1 cada 10.000. En 1945 Bradley afirmó que el trastorno maníaco en la edad pediátrica era tan raro que era mejor evitar el diagnóstico en niños; también otros autores lo sostuvieron hasta los años 70, que es cuando los estimulantes se empezaron a prescribir en masa (Whittaker, 2010).

Así, lentamente, empezaron a aparecer casos en la literatura. En 1976 Weinberg, neurólogo pediátrico, publicó en el American Journal of Diseases un artículo comentando que quizás el concepto de que la manía no ocurre en niños deba ser revisado para poder entender e identificar esta enfermedad. Este fue el momento en el que se descubrió la enfermedad. Revisó los casos de cinco niños pero no detalló que al menos tres de ellos habían sido tratados con antidepresivos o con Rubifén. Dos años más tarde, se publicaron una serie de nueve casos sin reparar que habían sido tratados anteriormente con estos medicamentos. Strober y Carlson (1982), en UCLA, mostraron que 12 de los 60 niños tratados se habían vuelto bipolares en tres años. La sugerencia de que la medicación podría haber influido quedó retorcida con el argumento de que la medicación lo que hacía era desenmascarar esta enfermedad latente, y este desenmascaramiento de la enfermedad bipolar enseguida despegó. La prescripción de Rubifén y de antidepresivos también despegó en los 90 y, paralelamente, la epidemia bipolar explotó (ver gráfico). http://www.temasdepsicoanalisis.org/la-ideologia-de-la-neurociencia-2/

Entre los años 1996 y 2004 el número de niños diagnosticados con esta terrible enfermedad se multiplicó por cinco, afectando a uno de cada 15 niños prepuberales en América. El descubrimiento de la enfermedad bipolar en niños pronto se aceleró. El número de niños agresivos y fuera de control admitidos en las unidades psiquiátricas, se disparo por todo lo alto.

Investigadores de Yale, (El–Mallakh, 2002) revisaron a lo largo de cuatro años las historias de 8.7ooo pacientes tratados por depresión o ansiedad y determinaron que aquellos que habían sido tratados con antidepresivos hacían una conversión a bipolar a un ritmo del 7,7%, es decir, tres veces superior al de aquellos no expuestos a antidepresivos.

En un estudio de seguimiento a los 10 años, Bárbara Geller (1982), de la Universidad de Washington, decía que la mitad de los niños prepuberales tratados por depresión, terminaron con un trastorno bipolar, lo cual nos lleva a la ecuación bipolar: si actualmente se tratan 2 millones de niños, crearemos aproximadamente 500.000 bipolares.

Tema recortado textualmente de: http://www.temasdepsicoanalisis.org/la-ideologia-de-la-neurociencia-2/La ideología de la neurociencia, por: Manuel Fernández-Criado. En: Temas de psicoanálisis, Núm 8. Julio 2014.

La mentira, la fantasía y la personalidad infantil

amy_sol-jux1_1

Nada encrespa y molesta más a los padres y educadores que la mentira que puedan decir los niños. Un niño puede mentir por muchas razones: por imitación o por presión social. Si te encuentras en esta situación, el primer paso que debes dar es averiguar el por qué el niño miente. Después, buscar estrategias adecuadas que estimulen el equilibrio emocional del niño.

¿Cuál es la diferencia entre fantasía y realidad para un niño?

¿A qué edad el niño tiene la capacidad de mentir?

¿Por qué los niños mienten?

¿Qué encubre la mentira infantil?

Este breve vídeo puede dar respuesta, de manera sencilla, a estas preguntas. 

VER VÍDEO….

Fuente: guíainfantil.com 

Ilustración: Amy Sol 

Guía de Duelo Adulto

cropped-cropped-6a00e54fcf738588340192ababea21970d1.jpg

El equipo de expertos de FMLC publica la “Guía de Duelo Adulto”, un manual gratuito, ilustrado por Malagón, que ofrece a los profesionales sanitarios información sobre cómo afrontar el duelo, así como herramientas para gestionar situaciones de gran intensidad emocional

Descárgala aquí.

Guía sobre el duelo infantil

Netyre HD Wallpapers Free 5

Esta guía sobre el duelo infantil destinada a padres, profesores, y adultos en general es de muy fácil lectura y ofrece consejos útiles para explicarles a los niños qué es la muerte.

Es de acceso gratuito, y la ofrece la Fundación Mario Losantos del Campo.

Puedes leer y descargar la guía AQUÍ

……………….

Lo transgeneracional, entre mito y secreto

_DSC5155

El subrayado del término interpersonal comprende cabalmente temas usualmente mirados con prudencia
por el psicoanálisis clásico, tales como los de la realidad externa, el contexto, las interacciones entre las
personas, e implica la necesidad de utilizar conceptos nuevos o viejos, pero vueltos a ver bajo una nueva luz,
como por ejemplo, la identificación.

LEER MÁS…

….

.

La química del amor: ¿Por qué amamos? ¿Por qué engañamos?

Helen Fisher es investigadora del Departamento de Antropología de la Universidad de Rutgers, EE.UU. Ha conducido un extenso estudio sobre la evolución, la expresión y la ciencia del amor. Es autora de varios libros como ¿Por qué amamos? que describe cada aspecto de la experiencia de enamorarse desde un punto de vista científico.
Anthropologist Helen Fisher takes on a tricky topic — love –- and explains its evolution, its biochemical foundations and its social importance.
She closes with a warning about the potential disaster inherent in antidepressant abuse.
……………………………………….
La charla está en inglés, pero puedes buscar los subtítulos al pie del vídeo, y hacer clic en SPANISH
 ………………………………………………………….

Los niños y los animales

Los niños se relacionan de manera muy espontánea con los animales y fácilmente se comprometen con su protección.

La relación especial entre el niño y sus mascotas

 El animal adorado puede ser un perro, un gato, una tortuga. No importa cuál. No hay más que ver cómo se transforma la cara de un niño cuando tiene un animal cerca, para darse cuenta de que niños y mascotas establecen una relación muy especial.

Esta atracción puede ser explotada por los padres para favorecer en sus hijos un desenvolvimiento natural frente al mundo animal, siempre con los recaudos necesarios de edad y seguridad.
 La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente (AACAP por sus siglas en inglés) afirma en un documento que el alcance de la relación entre niños y animales puede ir mucho más allá si se la estimula: Las mascotas son parte de la vida de los niños. “La participación de los padres, la discusión abierta y la planificación son generalmente necesarias para que la experiencia de tener un animal doméstico sea positiva para todos. Un niño que aprende a cuidar a un animal y a tratarlo con cariño y con paciencia adquiere un  aprendizaje para relacionarse con las personas.”
Elegir el animal adecuado según el tipo de familia, la casa y el estilo de vida es clave. Entre los dos y los tres años, es ideal que el animal sea muy pacífico, ya que los niños de esa edad no tienen la madurez suficiente para controlar sus impulsos de agresividad e irritabilidad.

Ventajas del contacto de los hijos con los animales

 Estas son algunas de las ventajas que postula la AACAP  del contacto de los niños con los animales:

  • Desarrollar sentimientos positivos hacia el animal contribuye a la autoestima y a la autoconfianza del niño.
  • Una buena relación con un animal también ayuda a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía.
  • Los animales proveen lecciones acerca de la vida: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo.
  • Las mascotas ayudan a desarrollar un comportamiento responsable en los niños que los cuidan y proveen un enlace con la naturaleza.
  • Enseñan al niño el respeto hacia otros seres vivientes.

Mascotas no recomendadas para niños pequeños

No todos los animales deberían convertirse en mascotas para los niños. No es recomendable que los más pequeños de la casa, especialmente los menores de cinco años, tengan hámsters, erizos, lagartos pequeños ni tortugas, debido a los riesgos que representan para su salud.

Como todos sabemos, cuánto más pequeño sea el niño más grande es su vulnerabilidad, ya que su sistema inmunitario todavía no está totalmente desarrollado. Además, cuánto más pequeño el niño sea, menos hábitos de higiene tendrá. Besan, agarran, y tocan sin control a los animales, y luego se ponen las manos en la boca, algo que no siempre se puede vigilar.

No se trata de prohibir este contacto. De lo que se trata es de proteger a los niños educándolos para que tengan el hábito de lavarse las manos siempre después de algún contacto con su mascota, el cuidado de no besarla en la boca, y tampoco llevársela para dormir en su cama, etc.

Por eso es bueno que las familias esperen a que el niño sea mayor para traer una mascota exótica a casa.

Fuentes citadas:

Ciberacoso, conócelo y evítalo