Mariela Eula @ Psicoanálisis

Home » Teorías Vinculares

Category Archives: Teorías Vinculares

PERSPECTIVAS PSICOANALÌTICAS DE PAREJA Y DE FAMILIA

couples

Autor: Ismail YILDIZ, MD, MSc., Psicoanalista. Miembro Titular de Asociación Psicoanalítica Colombiana (APC), Federación Psicoanalítica de America Latina (FEPAL) e International Psychoanalytical Association (IPA).

CONTENIDOS

 CAPÍTULO I. ELECCIÓN DEL COMPAÑERO DE PAREJA

I.1. Introducción

I.2. Factores de vinculación según la visión sociobiológica y etológica de pareja y de familia

I.2.1. Solicitación de asistencia y la imploración infantil

I.2.2. La solidaridad en el combate y la vinculación por el miedo

I.2.3. El vínculo sexual

I.3. Los factores conscientes de elección del compañero de pareja

I.4. Los factores inconscientes de elección del compañero de pareja

I.4.1. Lenguajes y modos de interpretación en la pareja

I.4.2. El inconsciente y la elección del compañero de pareja

I.4.2.1. Datos psicoanalíticos iniciales

1- La especificidad de un tipo de elección conyugal

2- La elección referida a las imágenes parentales

3- Elección de objeto y pulsiones pregenitales

4- Elección conyugal y organización defensiva

I.4.2.2. Datos psicoanalíticos posteriores

1- Escisión, idealización y elección de compañero de pareja

2- Diferentes maneras de limitar la relación para mantener la idealización de un objeto bueno

3- Racionalizaciones justificadoras de la idealización

4- Elección de tipo de relación y lucha contra la depresión

5- Elección de un compañero de pareja como protección contra el riesgo de un amor intenso

6- Elección de pareja y reacción ante la intrusión

I.5. De la comprensión psicoanalítica a la comprensión sistémica y vincular

I.5.1. Engranaje de los procesos individuales y estructuración diádica

I.5.2. Distribución de papeles e inducción por el grupo

I.5.3. Elección de la debilidad “mutua”

I.5.4. Atracción mutua y colusión

 

CAPÍTULO II. EVOLUCIÓN DE LA PAREJA Y DE LA FAMILIA

II.1. Encantamiento amoroso y luna de miel

II.1.1. Las primeras fases

II.1.2. Luna de miel

II.1.2.1. Luna de miel y simbiosis

II.1.2.2. Procesos intrapsíquicos: aspectos tópicos; maduración

II.2. Crisis de la pareja y trabajo psíquico de duelo

II.2.1. Reacciones precríticas

II.2.2. Crisis y evolución poscrítica

II.2.2.1. Decepción, falla y relación de objeto

II.2.2.2. Ruptura de idealización y de la escisión

II.2.2.3. Trabajo psíquico de duelo y “desconfirmación” mutua

II.3. Crisis y distanciamiento del objeto

II.4. Los que “aman” demasiado

II.5. Retorno de lo reprimido

II.5.1. Retorno de Edipo

II.5.2. Retorno de la homosexualidad

II.5.3. Retorno de lo pregenital

II.5.4. El compañero como soporte de las representaciones de los objetos malos interiorizados

 

CAPÍTULO III. COMUNICACIÓN DE LA PAREJA

III.1. Multiplicidad de los canales de comunicación

III.2. Significantes fácticos

III.3. Actitudes como significantes y su interpretación variable

III.4. Disminución de comunicación y comunicación confusa

 

CAPÍTULO IV. PODER EN LA PAREJA

IV.1. Pareja y sociedad

IV.2. Lo que se espera de la pareja

IV.3. Relaciones de poder y factores económicos

IV.4. Otros apoyos de relaciones de poder

IV.5. Relaciones de fuerza y factores afectivos

IV.6. El poder eficaz está oculto

 

CAPÍTULO V. FUNCIONES PSÍQUICAS DE LA PAREJA

V.1. No todas las funciones de la pareja son psíquicas

V.2. La pareja de tipo conyugal y la duración

V.3. Compromiso y sus beneficios

V.4. Ventajas, riesgos y efectos patógenos

 

CAPÍTULO VI. TERAPIA DE PAREJA Y DE FAMILIA

VI.1. Criterios para una psicopatología de la vida de pareja

VI.2. Introducción a la teoría de la técnica de la terapia de pareja y de familia

VI.2.1. Entrevistas de “evaluación” de la pareja o de familia

VI.2.2. Los modos de intervención del terapeuta

VI.2.2.1. Fomentar la comunicación

VI.2.2.2. Descripción

VI.2.2.3. Señalamiento

VI.2.2.4. Interpretación

VI.2.3. Transferencia, contratransferencia, identificación proyectiva, contraidentificación proyectiva

VI.3. Algunas conclusiones

 

CAPÍTULO VII. CASOS CLÍNICOS Y COMENTARIOS

VII.1. Elección referida a la imagen del padre del sexo opuesto

VII.2. Elección referida negativamente a la imagen del padre del sexo opuesto

VII.3. Elección referida negativamente a la imagen del padre del sexo opuesto

VII.4. Mantenimiento de la idealización de un objeto bueno anulando la perspectiva del tiempo

VII.5. Pobreza afectiva, ruptura de una relación amorosa y suicidio

VII.6. Elección de un compañero de pareja como protección contra el riesgo de un amor intenso

VII.7. Reacción ante la intrusión

VII.8. Elección de la debilidad mutua; pareja como sistema

VII.9. Elección neurótica; el síntoma y el poder; masoquismo

VII.10. Desconfirmación sutil, crisis de pareja

VII.11. Desconfirmación, crisis de pareja; pareja de psicólogos analizados

VII.12. Retorno de Edipo

VII.13. Evolución diferente de uno de los integrantes; quiere “salir” del Edipo

VII.14. El retorno de la homosexualidad

VII.15. Pareja “terapéutica”

VII.16. El poder y los factores afectivos

VII.17. Cierta distribución del poder

VII.18. “Juego” de poder

 

ACCEDER A EBOOK COMPLETO




Maternal Depression Can Undermine the Development of Young Children

Serious depression in parents and caregivers can affect the children in their care. When children grow up in an environment of mental illness, the development of their brains may be seriously weakened, with implications for their ability to learn as well as for their own later physical and mental health. This working paper from the National Scientific Council on the Developing Child and the National Forum on Early Childhood Policy and Programs examines why addressing the consequences of depression could support the future prosperity and well-being of both children and society as a whole.

Center on the Developing Child at Harvard University (2009). Maternal Depression Can Undermine the Development of Young Children: Working Paper No. 8. www.developingchild.harvard.edu.

READ ARTICLE HERE

¿Relación objetal o relación vincular? Vicisitudes en la construcción de la (inter)subjetividad

“El espacio intersubjetivo entre un hijo y quienes sostienen las funciones parentales, puede advenir relación de objeto o vínculo. La radical diferencia entre ambos es que en el primero ocupa un lugar de objeto de proyecciones de los otros; mientras que el vínculo deviene cuando aún cumpliendo el grupo con la función de transmisión que anuda el contrato narcisista, aloja a la subjetividad naciente como un sistema abierto, descompleto que está por-venir en cada encuentro vincular”.

En este artículo se revisan algunos temas como:

  • El registro pictogramático del vínculo y su importancia tanto en la niñez como en la adolescencia
  • La categoría del extraño y el narcisismo según Sami- Ali
  • La reedición de elementos estructurantes de la niñez en la adolescencia

Los invitamos a leerlo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

(Por: Lic. Mariana Soler)

file4081236281568

 

NIÑO HIPERACTIVO: ¿Mito o realidad? Por J. L. Tizón

RESUMEN

Se introduce el tema con un breve repaso del síndrome en las clasificaciones DSM y CIE y de algunas limitaciones de las mismas. A continuación se amplía la reflexión sobre tres aspectos concretos del síndrome: el empírico, con breves referencias a la genómica y la neuroquímica cerebrales; el teórico, con insistencia en una perspectiva psicopatológica, y pragmático, revisando los tratamientos propuestos para tal síndrome. Se termina con una reflexión sobre los diversos tipos de guías o protocolos clínicos y sobre las dificultades para desarrollar guías o protocolos clínicos alternativos a los dominantes y a los progresivamente impuestos por la BigPharma. PALABRAS CLAVE: hiperactividad, trastorno del comportamiento, anfentaminas.


LEER ARTÍCULO




DEBATES: Misoginia, psicoanálisis y subjetividad femenina

“Este texto intenta descifrar aquellos elementos del discurso de la Modernidad sobre la diferencia de los sexos que aparecen en las interpretaciones acerca de la subjetividad de las mujeres. Los escritos psicoanalíticos no solo dan cuenta de una lectura acerca de la subjetividad humana, sino también son el resultado de una interpretación por parte de un grupo de hombres y mujeres cuya subjetividad ha sido construida en los mismos parámetros que aquella de los sujetos investigados, esto es, en el seno de un sistema de sexogénero que define diferencias jerarquizadas entre varones y mujeres. Hay que agregar que el psicoanálisis, desde sus orígenes, ha quedado de preferencia en manos de profesionales de raza blanca, heterosexuales y pertenecientes a las clases medias o a la burguesía. La gran mayoría se ha adherido a la cultura dominante y, hasta muy entrado el siglo xx, no ha mostrado una perspectiva crítica con respecto a las creencias y estereotipos sobre hombres y mujeres construidos por el sistema patriarcal que se ha impuesto en nuestra civilización durante siglos.”

misoginia

………………………..

ACCEDER A EBOOK AQUÍ

(Enlace externo)

152b252822529

René Kaës : Entrevista. Aparato Psíquico Vincular.

Ezequiel A. Jaroslavsky:

Marcos Bernard basado en sus hipótesis acerca del Aparato Psíquico Grupal, plantea extenderlo a todo vínculo humano denominándolo Aparato Psíquico Vincular, ¿cómo piensa esta propuesta y qué nos podría decir al respecto?

René Kaës:

Su pregunta me parece apropiada. Ruffiot ha utilizado en sus investigaciones el modelo del aparato psíquico grupal para aplicarlo a la familia y a la pareja; otros lo han utilizado para trabajar sobre la conformación de los vínculos y de las instancias de la realidad psíquica en las instituciones, como los equipos de cuidados médicos que tienen otros fines. Había propuesto esta extensión en 1976, pero agregándole la necesidad de tratar cada configuración del vínculo según su especificidad, y según su modo específico de acoplamiento (appareillage). Pienso que era también una preocupación que compartíamos con Marcos Bernard. Marcos ha sido un amigo muy querido y un notable lector de mis trabajos, él ha contribuido a hacerlos conocer en la Argentina y en el Uruguay, y también los de la “Escuela Francesa”.

A partir del momento en que busqué una extensión del modelo inicial he utilizado también este concepto, más abarcativo, del aparato psíquico vincular. Pero, si por un lado hemos avanzado en la construcción de una hipótesis psicoanalítica sobre la consistencia del vínculo, en tanto que lugar de una realidad específica, por el contrario no hemos avanzado mucho en el estudio comparativo de las modalidades de funcionamiento del aparato psíquico vincular en las diferentes configuraciones del vínculo. Una de esas dificultades reside, desde mi punto de vista, en el hecho, que ya lo había señalado con el aparato psíquico grupal, al diferenciar los organizadores psíquicos inconscientes y los organizadores socioculturales del grupo. No sabemos todavía articular bien, con precisión y rigor estos dos tipos de organizadores. Nos referimos frecuentemente al “contexto social y cultural” pero no disponemos todavía de conceptos útiles y eficaces para describir y comprender como se anudan y se diferencian, en las distintas configuraciones de los vínculos, estos niveles heterogéneos de la realidad.

Hay sin duda diferentes vías de acceso para tratar de ubicar el problema. En el curso de estos últimos años, he intentado aproximarme a ésta articulación proponiendo un hilo conductor en estos niveles diferentes: he pensado entonces, especialmente a propósito de las alianzas inconscientes, que las nociones de garante y de función meta podrían aportar algunas hipótesis no reductoras. He terminado una obra sobre “Las Alianzas Inconscientes”[7], pero pienso que habrá que retomar la cuestión en forma más especifica. Una de las cuestiones que obstaculizan es el método. Al pasar del diván al grupo, hemos creado un método de investigación y de tratamiento de la realidad psíquica, inaccesible para las prácticas habituales centradas en el individuo. En efecto las formaciones psíquicas que especifica la Gruppenpsyche[8], no son accesibles salvo por un dispositivo ad hoc.

A partir del momento en que hemos podido construir y utilizar el método de investigación (de la realidad psíquica en el grupo) hemos podido prestar atención y observar formaciones y procesos que podíamos experimentar y comprender. Hemos podido tener también una mirada crítica sobre las magníficas especulaciones freudianas a propósito de los grupos y de las instituciones. Pero no disponemos de algo similar cuando trabajamos en el nivel social, aunque esto no quiere decir que no hay nada.

Pienso que sería bueno proceder con una doble investigación: un estudio diferencial de las configuraciones del vínculo para poner a prueba lo que nos enseña el modelo del aparato psíquico del vínculo, tal como es pensado en la actualidad; otro trabajo es proponer una metodología y un modelo para pensar las articulaciones entre el campo de la realidad psíquica y el de la realidad social. Este trabajo pasa por un estudio epistemológico crítico de los modelos que han sido ya propuestos. Pero también transita por estudios clínicos que no se limiten a colocar conceptos, que como el gorro de dormir y los harapos de la ropa de cama (robe de chambre) del filósofo, del cual habla Heine, servirían para “tapar los agujeros del edificio del mundo” y de nuestra ignorancia.

LEER MÁS…